lunes, 11 de enero de 2010

Ĉu vi volas lerni esperanton?

I speak esperanto like a native (Gerry Milligan)*

Si un idioma se puede aprender sin asistir a clases presenciales, ése es el esperanto. Conocidos los sonidos de sus veintiocho letras, y gracias a la regularidad acentual, no hay necesidad de escuchar a un nativo (aunque resulta muy curioso analizar los distintos acentos).  Existen numerosos y variopintos métodos de aprendizaje del esperanto. Ésta es una pequeña selección personal.



En cuanto a métodos en forma de libro, la lista empieza con el del propio Zamenhof, la primera edición del cual se publicó en ruso en 1887.



Otro clásico, disponible escaneado en forma de PDF, es el Universala Esperanto Metodo de Benson (1877-1945), médico y esperantista estadounidense de origen ucraniano.



Más clásicos: La simpla esperantoEllernu! del húngaro Ferenc Szilágyi (en este caso Dr-o Francisko Szilágyi).



Jorge Hess (1902-1980), fundador de la Argentina Esperanto Ligo, adaptó para hispanohablantes el curso elemental de Szilágyi y es autor de otro de los cursos de más éxito ¿Sabe usted esperanto?, disponible aquí.
La Federación Española de Esperanto ofrece asimismo su propio curso, con toda la base gramatical en 27 lecciones, publicado en Mailxmail (casi veinte mil alumnos según la web).

Una curiosa introducción al esperanto la ofrece el programa Kurso de Esperanto, para Windows y Linux, desarrollado por el brasileño Karlo Pereira. Además de un estudio completo de la gramática, el programa permite comprobar la pronunciación y escuchar diversas canciones de grupos como Merlin. El software está actualmente disponible en 28 idiomas y puede descargarse la herramienta Tradukilo para traducirlo a otras lenguas.



No obstante, el proyecto más ambicioso de enseñanza del esperanto en la red es el portal Lernu!, una plataforma multilingüe que contiene cursos de diversos niveles (Ana Pana, Gerda malaperis, La tuta esperanto), una introducción del idioma para niños (Babili esperante), mensajería instantánea, diccionarios, foro, k. t. p. (kaj tiel plu, etcétera) La participación de tutores voluntarios que corrigen ejercicios y resuelven dudas en 27 idiomas hacen de Lernu! la mejor forma de aprender esperanto.



Si alguien quiere degustar los cursos de verano NASK  (Nord-Amerika Somera Kursaro) y no tiene presupuesto para viajar a California, puede consultar este podcast.
También existe un curso en Twitter de José Antonio del Barrio. Posología: una píldora al día.
Otra fuente inagotable es Youtube, donde, por ejemplo, puede verse este curso producido en 1994 por la Laŭzana Esperanto Societo para  una televisión regional suiza.



Además, por supuesto, distintas asociaciones esperantistas ofrecen cursos presenciales.